“Al igual que en otras regiones, ministra de Trabajo y sus aliados políticos quieren quedarse con la caja de compensación de Norte de Santander”: Senadora María del Rosario Guerra

 

  • La congresista denunció que con el apoyo de la alta funcionaria del Gobierno, miembros del Partido Liberal pretenden asumir el control de la Caja de Compensación Familiar de Norte de Santander Comfanorte.
  • “Podrían violarse la normatividad y la transparencia del proceso de selección de directivas. Se prevén marchas ciudadanas para evitar que politicen Comfanorte. Presentaré la denuncia ante la Procuraduría”, explicó la congresista del Centro Democrático.

Bogotá, 7 de junio de 2018. “Ya ocurrió con las cajas de compensación en los departamentos de Sucre, Bolívar y Córdoba. La actual ministra de Trabajo, Griselda Restrepo, en alianza con algunos de sus amigos congresistas y líderes de su partido, ahora se quieren quedar con el control de la caja de compensación familiar de Norte de Santander Comfanorte y politizar una entidad que pertenece a los trabajadores”, fue la denuncia hecha este jueves por la senadora María del Rosario Guerra.

La congresista del Centro Democrático, quien ya había revelado este tipo de prácticas en Comfasucre (Sucre), Comfamiliar (Bolívar), Comfacor (Córdoba) y más cajas del país, explicó que la ministra de Trabajo y dirigentes de su partido se aliaron para nombrar los miembros del Consejo Directivo de Comfanorte.

“Por estatutos de Comfanorte, cinco de los 10 miembros titulares y cinco suplentes son designados de forma discrecional por el Ministerio del Trabajo a cargo de Griselda Restrepo. Los trabajadores han denunciado que en esta ocasión se excluyeron a sectores sindicalizados y no sindicalizados con el objeto de alcanzar mayorías, remover a la actual directora y burocratizar la caja”, agregó.

Los otros cinco miembros de la Junta Directiva de Comfanorte se eligen por votación entre los empresarios afiliados. En este proceso de selección también hay denuncias por indebida injerencia de externos.

“Comfanorte tiene 800 empleados directos e indirectos y cerca de 120 mil afiliados en Norte de Santander. Estos ciudadanos no pueden quedar en medio de intereses políticos y particulares. Presentaré la denuncia ante la Procuraduría General de la Nación para que investigue el hecho según sus competencias”, puntualizó la congresista.

En mayo de 2017 la senadora María del Rosario Guerra realizó un debate de control político en la Comisión III del Senado de la República, en el que dejó en evidencia la corrupción, captura política y gestión inadecuada en muchas de las cajas de compensación familiar del país.

Además denunció debilidad y actos de “politiquería” en el ejercicio de vigilancia y control de la Superintendencia de Subsidio Familiar, en ese entonces a cargo de la hoy ministra de Trabajo, Griselda Restrepo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *