Columna/ El Centro Democrático es el partido de la esperanza

Por: María del Rosario Guerra

@charoguerra

Senadora y Precandidata Presidencial

24 de noviembre de 2017

Si hay algo que hoy genera esperanza en Colombia, es tener un Partido político sólido, moderno, coherente y con una bancada disciplinada. El Centro Democrático es un Partido, que como pocos, tiene un gran líder inspirador y cuenta con unos principios definidos, contenidos en sus cinco pilares: Seguridad Democrática, Confianza Inversionista, Cohesión Social, Estado Austero y Diálogo Popular. Es un Partido que ha aprendido a hacer oposición, a debatir con responsabilidad, a ser crítico pero propositivo. También es un Partido que ha podido cuestionarse alrededor de temas trascendentales de la vida nacional, como su rechazo a los acuerdos Farc-Santos, que tanto afectan la institucionalidad, o su voto negativo a la reforma tributaria que se preveía afectaba el bolsillo de los colombianos, o simple y llanamente con aquellos proyectos de ley que generaban derroche y que no contribuían a fortalecer la institucionalidad.

Este Partido, gracias a la fortaleza de sus líderes, a sus pilares, hoy se da el lujo de decir que es un Partido de propuestas, de programas y no de compra de votos ni de conciencias. Ese es precisamente el reto que tenemos, que en las elecciones de marzo de 2018 sigamos proponiendo a los colombianos cuál va a ser nuestro plan de gobierno y nuestra agenda, sobre las bases de recuperar las buenas costumbres en la política.

Hoy los colombianos están hastiados de la corrupción, de la politiquería y de las falsas promesas. El Centro Democrático tiene que demostrar que es posible obtener el favor de los ciudadanos sólo con el trabajo, con la escucha, con el recorrido permanente por los rincones de la Patria, con gestionar para poder contribuir a responder a las inquietudes de los colombianos.

El Centro Democrático es el llamado a recuperar el rumbo de Colombia en el 2018 con Mano Firme para poder ejecutar la agenda pendiente en materia económica, por lo cual hemos anunciado el trámite de una contrarreforma tributaria que baje cargas tributarias y trámites a las empresas y mejore el salario de los trabajadores; también tenemos que sacar adelante las reformas a la salud y a la justicia. No podemos dejar de lado temas tan importantes como la lucha contra el microtráfico, para lo que proponemos penalizar la dosis personal, llevar al jibaro a la cárcel y al adicto brindarle toda la atención para su desintoxicación.

El 2018 es un año crucial para el futuro de la Patria, en el que el Centro Democrático será fundamental para retomar la senda del crecimiento con Corazón Grande.

(Fin)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *