¡Cómo no vamos a preocuparnos por el desarrollo del sector rural!: María del Rosario Guerra

Facatativá, 7 de octubre de 2017(MRG). La precandidata presidencial, María del Rosario Guerra, presentó este sábado una serie de compromisos con los que, de llegar a ser Presidente de Colombia, beneficiaría a los 13 millones de colombianos que viven en las zonas rurales del país.
En el Foro por Colombia del Centro Democrático, desarrollado este sábado en el municipio de Facatativá, la hoy Senadora de la República explicó que en su Gobierno incluiría unos programas encaminados a brindar una vida más digna a la población campesina, en las regiones más pobres.

“El agro tiene que tener unos bienes públicos que le permitan producir. El primer bien público es el agua. Por eso la importancia de  potenciar reservorios de agua y distritos de riego”, expresó.

Seguidamente, consideró que es necesario avanzar en el mejoramiento de vías terciarias, pues reveló que el 60% de ellas están en muy mal estado. “Cómo pretendemos que el agro sea rentable cuando en el momento que tratemos de sacar productos, desde la finca hacía los sitios de consumo, no tenemos unas buenas vías que nos permitan que esos productos lleguen en buen estado”, dijo.

Agregó que el sector agropecuario debe estar acompañado de asistencia técnica, en lo que debe jugar un papel muy importante la asociación con universidades, organizaciones de la comunidad y medios de la producción para poder prestarles el servicio.

“Cooperativas y asociaciones. Es imposible tener economías de escala con producciones de 5 hectáreas. Necesitamos asociar a los pequeños productores, necesitamos darles la maquinaria de manera que ellos en asocio puedan ponerla al servicio de los asociados”, sostuvo.

Agroindustrialización. “El agro sin empresa es imposible, porque simplemente se vuelve de pancoger”, afirmó María del Rosario Guerra, al tiempo que señaló que “el gran reto es el desarrollo de la agroindustria; por ejemplo, en la Sabana de Bogotá podemos lograr que los productos lleguen al consumidor no solo en fresco sino también en procesado”.

Condiciones de vida del campesino

“La pobreza rural es la mayor del país. La pobreza rural pasa, primero, porque nuestros campesinos no tienen un ingreso digno que les permita estar bien. El campesino no pide subsidio ni que le regalen la plata, pide que le garanticen unos instrumentos para poder producir”, afirmó.

Ante ese reto: superar la pobreza rural, la Precandidata a la Presidencia presentó varias de sus propuestas:

  • Vivienda digna con energía solar. “El compromiso es su mejoramiento y que las nuevas viviendas se construyan en zonas rurales, con servicio de energía solar.

Las viviendas no pueden ser hacinamientos humanos, sin zonas verdes ni zonas de recreación o esparcimiento; por eso debemos garantizar unas viviendas dignas de mínimo 50 metros cuadrados y que cuenten con las condiciones de movilidad para las personas que tengan algún tipo de discapacidad, con sitios recreación para los niños y sus familias”.

  • Educación. “Tenemos que tener mejores condiciones de educación. Necesitamos implementar la jornada única escolar, para que los niños en las zonas rurales tengan acceso al deporte y la cultura. La educación media debe incluir formación técnica asociada con competencias para el trabajo.

Hay que garantizar el transporte gratuito en las zonas rurales más pobres del país, para que nuestros niños estudien; además de la dotación de los libros y los programas de alimentación escolar.

Propongo que los mejores alumnos de las universidades puedan ir a ser profesores en zonas rurales. Por supuesto, tenemos que formarlos en pedagogía”.

  • “El compromiso es dotar 500 centros de salud con médico permanente, para que la población pueda contar con atención básica”.
  • Ampliar la base productiva. “Dar seguridad jurídica a la propiedad de la tierra; lucha frontal contra la inseguridad, combatir el hurto y el abigeato en las zonas rurales; recuperar la moral de la Fuerza Pública y hacer consejos de seguridad semanales”.
  • Tejido social en la familia. “Primero, mi compromiso con el apoyo a las acciones comunales, al trabajo comunal.

Protección a la familia. Respeto de la vida desde su concepción hasta su último día. El respeto a la familia como núcleo central de la sociedad. El respeto a las mujeres luchadoras. El respeto pasa por la protección al adulto mayor y pasa por combatir el consumo de drogas. Vamos a penalizar la dosis mínima: el jíbaro a la cárcel y apoyo al adicto para su desintoxicación”.

(Fin)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *