“Santos y Timochenko se quieren extender en el poder”: Guerra

María del Rosario Guerra de La Espriella, de Sincelejo (Sucre), fue el segundo renglón en la lista al Senado por el partido Centro Democrático. El expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, la invitó a estar en ella e incluso le encomendó la misión de que lo ayudará a conformar el grupo de nombres que integrarían la bancada en el Senado.

Economista, catedrática y administradora pública, con dos maestrías, una en administración pública de la Universidad de Harvard; y otra en economía agrícola de la Universidad de Cornell, Guerra es una de las cartas con las que el Centro Democrático buscará la Presidencia en 2018.

Cuenta que conoce a Álvaro Uribe desde que era una joven de 16 años por la cercanía del expresidente y su familia.

Fue ministra de Comunicaciones durante la segunda administración Uribe Vélez, desde julio de 2006 hasta enero de 2010.

Hoy María del Rosario se perfila, junto con Óscar Iván Zuluaga, Luis Alfredo Ramos, Carlos Holmes e Iván Duque, como una de las precandidaturas fuertes por la Casa de Nariño.

Guerra es partidaria de una consulta interna para escoger al candidato presidencial del partido.

“De todas maneras quien quede escogido, el partido entero lo apoyará”, dice.

“Estamos en un proceso de precandidatura de partido hacia la Presidencia, y quiero reafirmar las tesis del Centro Democrático vigente hoy más que nunca, como la seguridad democrática contra la inseguridad urbana con mayor presencia de policías y fuerzas militares en las zonas urbanas y rurales”, dijo.

La precandidata es una fuerte crítica del Gobierno de Juan Manuel Santos. “Este presidente lo que ha hecho es pisotear la institucionalidad, ni el Congreso, ni el Gobierno, ni las Cortes, ni las fuerzas castrenses, ni ninguna de las instituciones del país tiene un reconocimiento positivo”, expresó.

Dijo que su primer gran reto es trabajar para recuperar la credibilidad en las instituciones y por su respeto, “que Santos con el acuerdo con las Farc, desprestigió”.

Teme que lo que está sucediendo en Venezuela puede pasar en Colombia, y desconfía de Timochenko cuando habla de un gobierno de transición.

“Yo creo que Timochenko y Santos, como tienen las mayorías de la Unidad Nacional aseguradas, están pensando en extender el periodo presidencial. Eso no nos extraña”, advierte.

Cree que los tres poderes, “el legislativo, maltratado por el fast track, el ejecutivo y el judicial están arrodillados desde hace años a las Farc”.

La precandidata dice que su partido adelanta una “lucha frontal contra la corrupción, contra la ilegalidad en la minería, contra la extorsión y el secuestro; y contra de todo aquello que sea querer vivir de lo ilegal”.

“Esas batallas no son de hoy, han estado en mis treinta años de vida pública, con rectitud y respeto a la ley, integridad y pulcritud; y siempre lo he inculcado”, manifestó.

A María del Rosario Guerra le preocupa el futuro económico del país, y dice que se ha perdido la confianza para hacer empresa. “La adición presupuestal millonaria está permitiendo más derroche de este gobierno, y yo junto con el senador Fernando Araújo he denunciado la manera cómo compraron los votos para aprobar la Reforma Tributaria”.

“Propongo recuperar los valores de la sociedad colombiana y la familia, porque es el núcleo central, defiendo la vida desde la concepción, por eso no al aborto, defiendo la intimidad de las personas, pero no comparto la adopción por parejas del mismo sexo”, dice Guerra.

La marcha
Invitó a la marcha que este primero de abril están convocando varios movimientos, entre ellos su partido. “Vamos a marchar para decirle no al raponazo hecho a la decisión por el ‘no’ el 2 de octubre, día del plebiscito”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *